Los 10 correctos en la administración de medicamentos

La seguridad en la administración y manejo de medicamentos tiene como objetivo alcanzar la máxima calidad asistencial pero también con la máxima seguridad, no puede existir calidad si no existe seguridad. Por tanto el termino seguridad implica, no solo la ausencia de errores (y por supuesto ausencia de negligencia), sino una actitud positiva previsora (proactiva) en la reducción de efectos adversos acorde con los conocimientos del momento.

Es por eso que se han planteado como parte de la cultura de seguridad del paciente 10 acciones llamadas «10 correctos» a seguir para tener mayor control en la ministración, administración y el manejo general de medicamentos, los cuales son los siguientes:

1. Medicamento correcto

  1. Constatar que las tarjetas de medicación estén al día con la medicación prescrita en la HC (historia clínica).
  2. Comprobar el nombre del medicamento en alguno de estos momentos:
    1. Al sacarlo de su recipiente.
    2. Antes de prepararlo.
    3. Antes de administrarlo.
  3. Al preparar el medicamento:
    1. Rotular las jeringas de ser necesario su empleo.
    2. Disponer de todas las medicaciones a administrar a un mismo paciente en una sola bandeja o riñonera. El poner en una misma plataforma las medicaciones pertenecientes a diferentes pacientes aumenta las probabilidades de error.
  4. Si existen dudas, no administrar el medicamento y consultar.

2. Paciente correcto

  1. La historia clínica.
  2. A través de la anamnesis (interrogación al paciente). En caso de que el paciente no pudiera constatar su identidad, la misma puede corroborarse a través de su brazalete de identificación, familiares u acompañantes.

3. Dosis correcta

  1. Corroborar la dosis prescrita en la tarjeta con la escrita en la Historia Clínica.
  2. En caso de emplearse bombas de infusión, asegurarse de que éstas estén en funcionamiento ó instalar una si es necesario.
  3. En caso de emplear el equipo de suero común, asegurarse de que los cálculos de factor goteo (FG) estén bien hechos.

4. Hora correcta

  1. Corroborar la vía indicada en la tarjeta con la escrita en la Historia Clínica.
  2. Si la vía de administración no aparece prescrita ó no coherente con la anamnesis, consultar.

Cada medicamento debe administrarse por la vía indicada. Cada vía tiene diferentes tiempos de absorción. Nunca deje medicación en la unidad del paciente.

5. Vía de administración

  1. Corroborar la hora indicada en la tarjeta con la escrita en la Historia Clínica.
  2. Prestar atención al intervalo de administración del fármaco dado que las concentraciones terapéuticas dependen de la constancia y regularidad de los tiempos de administración.
  3.  Tener en cuenta que:
    1. Cada 4 hrs. son 6 veces al día.
    2. Cada 6 hrs. son 4 veces al día.
    3. Cada 8 hrs. son 3 veces al día.
    4. Cada 12 hrs. son 2 veces al día.
    5. Cada 24 hrs. es 1 vez al día.

Las concentraciones terapéuticas en sangre de
muchos medicamentos dependen de la constancia y regularidad de los tiempos de administración.

6. Verificar la fecha de vencimiento del medicamento.

  1. Este punto se explica por sí mismo. Si un medicamento está vencido, no actuará con eficacia debido a que habrán cambiado sus propiedades físico – químicas.
  2. En el caso de la heparina no fraccionada (HNF) y la insulina: Una vez abierto un frasco ampolla, escribir la fecha de apertura y guardarlo en una heladera.
    1. Duración de la HNF en la heladera: 3 días.
    2. Duración de la insulina en la heladera: 28 días.

7. Educar al usuario y la familia sobre fármaco que se administra.

Aprovechar la instancia hospitalaria para resaltar la necesidad de una administración «constante y oportuna».

8. Registro del medicamento aplicado.

  1. Anotar en el registro de Enfermería cada medicación que se administra.
  2. En caso de que no fuera posible administrar un medicamento, también registrarlo y especificar el por qué.
  3. Registrar lo que se pudiera llegar a observar de los efectos secundarios de un medicamento. Explicar los detalles relaciones con las complicaciones que se presenten y la respuesta del paciente

El riesgo de reacciones farmacológicas adversas y de interacciones al medicamento aumenta con el número de fármacos administrados.

9. Conocimiento sobre los efectos adversos del medicamento.

Es importante tener conocimientos acerca de los efectos adversos y poder distinguirlos de los síntomas de la patología de base.

10. Preparar, administrar y registrar por un/a mismx el medicamento

  1. Yo preparo.
  2. Yo administro.
  3. Yo registro.
  4. Yo respondo.

No aplicar un medicamento que no hayamos preparado.

Los errores de medicación pueden obedecer a múltiples causas:

  • Errores de prescripción.
  • Errores en la interpretación de órdenes médicas ambiguas o incompletas.
  • Confusión de administración.
  • Medicamentos por envasado parecido.
  • Administración de un medicamento por un vía inadecuada o en dosis incorrectas.

No se debe administrar un medicamento a un/a paciente cuando:

  • No hay orden médica (OM) escrita (excepción: situación de reanimación ó trauma y requiere la administración de forma inmediata).
  • La OM está incompleta o es confusa.
  • Tenés alguna duda referente a la preparación y/o el modo de administración.

BIBLIOGRAFIA

1 comentario en “Los 10 correctos en la administración de medicamentos”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *